Protéjase contra el humo de los incendios forestales

Cuando hay incendios forestales en su área, estos producen un humo que podría llegar hasta su comunidad. El humo de los incendios forestales es una mezcla de gases y partículas finas de los árboles en llamas y otros materiales de las plantas. Este humo puede lastimar los ojos, irritar el aparato respiratorio y empeorar las enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.¿Quiénes corren mayor riesgo por el humo de los incendios forestales?Las personas con afecciones cardíacas o pulmonares, los adultos de edad avanzada y los niños tienen mayores probabilidades de verse afectados por los peligros del humo para la salud.Tome medidas para disminuir su riesgo por el humo de los incendios forestales:· Consulte los informes locales sobre la calidad del aire: Escuche o esté pendiente de las noticias o advertencias sobre la salud relacionadas con el humo.· Mantenga el aire en interiores tan limpio como sea posible: Si le aconsejan que se quede adentro. Mantenga cerradas las puertas y ventanas. Encienda el aire acondicionado, pero cierre la entrada de aire exterior y mantenga el filtro limpio para evitar que entre el humo. Si no tiene aire acondicionado y hace mucho calor para estar adentro con las ventanas cerradas, refúgiese en un centro de evacuación designado o lejos del área afectada.· Evite actividades que aumenten la contaminación del aire interior: Prender velas, chimeneas o estufas (cocinas) de gas puede aumentar la contaminación en interiores. Pasar la aspiradora revuelve las partículas que ya estén dentro de su casa, lo cual contribuye a la contaminación del aire en el interior. Fumar también contamina aún más el aire.· Evite que ocurran los incendios forestales: Prepare, encienda, mantenga y extinga las fogatas de manera segura. Cumpla con las reglamentaciones locales si quema basura o desechos.· Siga el consejo de su médico u otro proveedor de atención médica: Sobre los medicamentos y su plan para manejar sus problemas respiratorios si tiene asma u otra enfermedad pulmonar. Considere evacuar el área si comienza a presentar problemas para respirar. Llame al médico para pedirle consejos si sus síntomas se agravan.· No confíe en que las mascarillas contra el polvo lo protegerán: Las mascarillas de papel o contra el polvo que venden en las ferreterías están diseñadas para atrapar partículas grandes, tales como el aserrín. Estas mascarillas no protegerán sus pulmones contra las partículas pequeñas que se encuentran en el humo de los incendios forestales.

Dr. Sergio Cárdenas
Neumonólogo
Fuente: CDC/Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest